Mujeres

Mi entrada feminista

Por lo que de verdad tenemos que luchar las mujeres es por la igualdad. Igualdad que sólo se va a dar si los hombres entienden que no es que haya mujeres que se consideren inferiores, sino que las mujeres tenemos un contexto histórico completamente diferente al que tienen ellos.

No me voy a poner a echar teoría sobre el pasado, pero le voy a contar un poquito de mi experiencia personal:

Hace como una semana iba para la universidad y me monté en un glorioso SITP (un 320 para ser específica y no, no me sé la placa) en el que no había absolutamente nadie más montado. Me subí tranquila hasta que el señor conductor me empezó a cuestionar sobre todos los aspectos de mi vida. Todos. Claro, casi que no contestaba y me inventé una respuesta diferente a todas sus preguntas pero ahí empezó mi mala sensación sobre toda la situación. 

En ese momento le dije que por favor me dejara en la siguiente parada, a lo que me respondió “No niña, nos vamos hasta la última”, acelerando y pasándose la parada muerto de la risa. Ahí sentí pánico puro, pero luego de volver a gritarle que me dejara bajar, en la siguiente parada frenó y me abrió la puerta. No sé si era un chistecito del señor (tan lindo), y pues no, no pasó nada, pero NO es aceptable que como persona me sienta como me sentí ese día.

Seguro el Sr. conductor sólo quería conversar con alguien, y le dio pereza frenar en la parada que le dije, hay que pensar lo mejor de todas las personas. Pero lo que me preocupó más que el hecho en sí, fue la reacción de las personas cercanas a mí.

No es por hacernos las víctimas, o consentirnos el miedo, pero todas las mujeres a las que les conté se preocuparon por mi integridad, y por la de ellas mismas a la hora de usar transporte público. En cambio, aunque hubo hombres que se indignaron ante esta situación no faltó el que dijo “tan boba ud” o “no le iban a hacer nada”.

Tan boba por morirme del susto cuando paso eso? Seguro que me hubiera podido haber puesto a pelear con el Sr. conductor físicamente y que no debí haber sentido miedo, pero el hecho de que lo haya sentido no me hace más débil ni menos feminista. 

Es que yo no me asusté porque me sintiera inferior a un hombre por el sencillo hecho de ser mujer. Me asusté porque históricamente las marginadas y las abusadas siempre hemos sido nosotras. Porque sencillamente tenía todas las de perder por ser mujer.

Es que así no me fueran a hacer nada, yo sí me sentí absolutamente violentada. El hecho de que yo tenga que plantearme la idea de que de pronto me iban a violar, sentir que igual no iba a ser capaz de pelear contra ese señor físicamente o sencillamente el hecho de no dejarme bajar en una estación, fue violencia. Y el hecho de que los hombres no entiendan todo lo que ese hecho “bobo” en el que “no pasó nada” es la evidencia más contundente de que se sigue tergiversando la idea de feminismo en este país y que todavía nos falta muuucho camino por recorrer. 

Queridos hombres: acaso ¿sólo es considerado acoso si me hubieran violado?

Anuncios

2 thoughts on “Mi entrada feminista”

  1. No exageras nada. Es muy violenta esa manipulación de la que fuiste víctima, imagino tu enojo y sentimiento de impotencia.
    Ese hombre que te dijo “no le iban a hacer nada”, ni registra que ya te habían hecho. Que esa privación de la libertad sea aceptada con ¿humor?, genera un clima de tolerancia de la brutalidad. Nos vamos acostumbrado a la falta de respeto. Es horrible que un hombre considere que usar a una mujer joven como juguete para entretenerse por un rato sea no hacerle nada.
    Coincido, NO es aceptable. No le busques justificaciones al conductor. Es lo que hacen, precisamente, las mujeres golpeadas.
    Es natural que tengas miedo, es bueno que lo tengas porque es un instinto natural que nos alerta. Y ahora debes desarrollar tu estrategia para vivir sin miedo. Tomar precauciones. Es riesgoso, por ejemplo, viajar de noche en un vehículo público sola con el conductor. Y no es paranoia. Ponerse en esa situación sí puede tener graves consecuencias. Dijo Carl Sagán algo como: “Cuando los riesgos son enormes, aunque la probabilidad sea ínfima debemos tenerlos en cuenta.”
    Ten cuidado con las feministas. La imagen que te envío es de una activista del grupo Femen, dentro de una catedral; escribió en su cuerpo “altar para abortar”.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s